Breve historia (1855-2005) 2017-01-25T18:22:51+00:00

La fundación de la Sociedad

El 29 de agosto de 1855, por iniciativa de cerca de medio centenar de lucenses, se constituye en la ciudad de Lugo el “Circo-recreo de Artistas, Comerciantes y Curiales”, siendo su primer presidente Don Pedro López Escariz. Días después, concretamente el 2 de septiembre, se cambia su nombre por el de “Círculo de las Artes” que mantendrá hasta la actualidad.
Los estatutos del Círculo determinan un número máximo de socios que sucesivamente se fue ampliando ante el aumento de solicitudes. En el momento de su fundación el Círculo cuenta con cien socios; en 1861 integran la Sociedad un total de 60 miembros con sus familias.
La Sociedad se instala en la casa nº 13 de la Plaza Mayor, esquina a la calle del Conde Pallarés. Dicha casa (conocida por “Hotel Comercio”), pronto resultó ser demasiado pequeña puesto que para organizar algunas de sus actividades se tenía que recurrir al arriendo de las instalaciones del Teatro Circo o celebrarlas en el salón de sesiones del Ayuntamiento lucense.

La construcción del actual edificio

Fruto de los problemas de espacio se nombra en 1881 una comisión para la adquisición de espacio para la construcción de un nuevo edificio. Pero no será hasta el 30 de diciembre de 1889 cuando la Asamblea General, a petición de un grupo de socios, acordó estudiar la construcción de un nuevo edificio para las instalaciones del Círculo. En el momento de esta petición, el Círculo tenía 400 socios y la cuota mensual que regía entonces era de una peseta y veinticinco céntimos. Se trataba de un proyecto impensable, teniendo en cuenta que la única reserva de que disponía la Sociedad eran sesenta mil reales en acciones del Banco de España. Habría que esperar hasta el año 1894, concretamente en la Junta General del día 7 de julio, siendo presidente Don Manuel Arrieta y Arrieta, cuando se acuerde la compra de tres solares en la calle Obispo Aguirre y en la Plaza Mayor, con un total de 737 m2, y más tarde, el 22 de enero de 1895, bajo la presidencia de D. Eduardo Cumbraos Fouce, se adquiere el solar correspondiente a la casa número 1 de la Plazuela del Colegio, que linda con la calle Obispo Aguirre, de una mensura total de 729 m2.
El 16 de octubre de 1895 se encarga el proyecto del actual edificio al arquitecto Don Luis Bellido, adjudicando la ejecución de las obras al contratista Don José Vila Veral en la cantidad de ochenta y siete mil pesetas, a cuyo efecto se formaliza un crédito de cien mil pesetas para la construcción y decoración del futuro edificio. El seis de diciembre del año 1898, siendo presidente Don Eduardo Cumbraos Fouce, se firma el acta de recepción definitiva de las obras del nuevo edificio del Círculo de las Artes, que es inaugurado oficialmente el 12 de diciembre del mismo año.

Las primeras décadas del siglo XX

Con la llegada del siglo se cambia el Reglamento de la Sociedad. Dos muestras de ello, que reflejan cuál era el talante de la sociedad y de la época. El artículo 5º, incluido en el reglamento en 1912, establece que podrán asistir al Círculo los socios, sus mujeres, hijos solteros y hermanos de los socios que vivan en familia y tengan, por lo menos, trece años. El artículo 16º, aún más expresivo, establece que para ser admitido como socio permanente es necesario, entre otras cosas, “tener hábitos y usar lenguaje propios de una sociedad culta”.
Si en las primeras décadas del nuevo siglo, el Círculo no deja de crecer y penetrar en la sociedad lucense, los años de la Dictadura de Primo de Rivera suponen un momento especialmente delicado. En 1924, el Gobernador Civil nombra una Junta Directiva Provisional y desde entonces hasta 1927 se suceden elecciones y dimisiones que hacen tambalearse a la Sociedad, hasta el punto de que se llega a temer por su disolución.
En octubre de 1928, en palabras de Gonzalo Fraga, se alquila la explotación del salón-teatro del Círculo por una renta anual de doce mil pesetas. El arrendatario se compromete a celebrar al menos 20 días de función al año, con compañías líricas, cómicas, dramáticas y otros espectáculos análogos. Así, la Sociedad reserva el salón de actos los días 24 de diciembre, el sábado anterior a la semana de Carnaval, el Martes de Carnaval y el sábado de Piñata. Por tanto, Carnaval y Navidad se constituyen ya entonces como épocas relevantes para el Círculo.
Este contrato de arrendamiento permanece vigente hasta los años de posguerra. En 1942 se solicita su rescisión porque no hay sitio suficiente para los socios y porque el Círculo tiene que ser “algo más que para espectáculos”. En este mismo año se discute para el nuevo reglamento la igualdad de hombres y mujeres en sus derechos como socios y en sus obligaciones respecto de la cuota. El número de socios por entonces asciende ya a mil novecientos sesenta y cuatro.

Consolidación y esplendor

El saneamiento de las cuentas, la consolidación y crecimiento de la Sociedad llevan en 1947 a plantear la reforma de las instalaciones. Se acuerdan obras en el Salón de Fiestas y en la parte posterior del edificio, donde había hasta entonces una terraza con barandilla sobre la calle Obispo Aguirre.
Dichas obras se realizan entre 1948 y 1949. Además de lo enunciado en el párrafo anterior, se reforman las escaleras y se abre una ventana artística en la fachada. El Salón de Fiestas se amplía y se deja un amplio escenario y varias salas se acondicionan para poder impartir clases. En este sentido, en 1945, se habían iniciado las clases de violín para los socios y familiares que autoriza el reglamento. El profesor era Don Gustavo Freire Penelas, el más renombrado compositor lucense junto con Xoan Montes.
Es época de esplendor y de gran actividad cultural, como prueba la celebración en 1947 de la I Exposición Colectiva de Pintores Lucenses. Dionisio Fierros, Xesús R. Corredoira, Xulia Minguillón, Castro Gil, Suárez Couto, Saturnino Lois, Ínsua Bermúdez y Romero Boelle participan en la muestra, que da idea del empuje artístico de Lugo y de la importancia del Círculo de las Artes en el mismo. En 1960 tiene lugar la I Muestra Antológica de Pintura Gallega, cuyo único precedente se había producido en 1917. Se exponen obras de Castelao, Sotomayor, Bello Piñeiro, Díaz Pardo, Lloréns, Julia Minguillón, Laxeiro, Suárez Couto, Suárez Llanos, Colmeiro, Maside y Souto, entre otros. Ya en 1980, y con motivo del CXXV aniversario del Círculo, se celebró la II Mostra Antolóxica da Arte Galega, que reunió obras de los artistas que se hicieron en el movimiento renovador del arte en torno al grupo “Nós”, surgido a partir de la concienciación promovida por Castelao en el año 1920. Cincuenta estampas del album “Nós”, de Castelao, y 84 obras de Castelao, Colmeiro, Eiroa, Fernández Mazas, Laxeiro, Maside, Seoane y Souto pudieron ser contempladas en el Salón Regio de Nuestra Sociedad.
Otro hito cultural que tiene como promotor al Círculo de las Artes es la exposición bibliográfica Cen Anos de Literatura Galega, en 1963. En ella figuran casi todas las obras existentes hasta aquella fecha y da lugar a la publicación aquel mismo año por parte del propio Círculo del Catálogo de la Exposición, preparado por Jesús Alonso Montero y Epifanio Ramos de Castro y que, a juicio de la Gran Enciclopedia Galega, constituye “una de las principales aportaciones que se han hecho al estudio de la bibliografía gallega”.

Adquisición de bienes patrimoniales y obras de mejora en el edificio social

En el año 1965, siendo presidente Don Ramón Varela Méndez, la Sociedad adquirió los inmuebles número 25 de la Plaza de España y el número 3 de la plazuela del colegio, así como parte del inmueble número 2 de la citada plazuela. Muchos años después, concretamente en el año 1995, en el que era presidente Don José Carlos Sánchez del Valle Fernández, se adquirió el resto del citado inmueble a los herederos de Doña Concepción Torrón Marey. En 1973, siendo presidente de la Sociedad Don Mauro Varela Pérez, se realizan obras de remodelación de la cafetería de la planta baja y se crean las nuevas salas de la discoteca (hoy salas de televisión) en el sótano del edificio. Con posterioridad, en 1985 y con Don Benjamín Casal Vila como presidente, se llevan a cabo importantísimas obras de adecuación del edificio a normas de seguridad.
Con la intención de evitar el estancamiento social, el Círculo prepara en 1975 un anteproyecto para la creación de una ciudad deportiva y residencial en el Arenal de Amaro (carretera de Las Saamasas-Hombreiro, aproximadamente a 3 km. del centro de la ciudad), que no fue aprobado por la Junta General. Catorce años después, en 1989 y siendo presidente Don José Carlos Sánchez del Valle Fernández, se aprueba la compra de treinta y dos hectáreas en San Pedro de Labio, a 9 kilómetros de Lugo, para la construcción de un club social, un pabellón polideportivo cubierto, pistas de tenis, piscinas, campos de golf y de fútbol, un auditorio al aire libre y una pista polideportiva descubierta.
Adquirida en su totalidad la titularidad de los inmuebles 2 y 3 de la plazuela del colegio, y liberadas las cargas que sobre los mismos pesaban, la Junta General, en sesión extraordinaria celebrada el 14 de junio de 2002, siendo presidente Don José Carlos Sánchez del Valle Fernández y a propuesta de la Junta Directiva, aprobó la rehabilitación de los inmuebles propiedad de la Sociedad, sitos en la Plazuela del Colegio, con una inversión de 1.262.125 €, con el fin de destinarlos a la ampliación y complemento de nuevas instalaciones del Círculo, que quedarán integradas y comunicadas con el edificio social, según proyecto redactado por el arquitecto Don Arturo Silvosa Pérez. También se acordó que el citado gasto se financiará con los recursos actuales de la Sociedad, sin producirse aumento de las cuotas sociales. No obstante, y con el fin de evitar en periodo de ejecución cualquier desfase económico, se autorizó por parte de la Junta General, si fuera necesario, la solicitud de un préstamo por un importe máximo de 600.000 €. Esta ampliación llevará consigo el establecimiento de nuevas instalaciones, con la creación de nuevas salas de ajedrez, un salón de conferencias con capacidad para ochenta y cinco personas, aulas de pintura, salas de exposiciones, una hemeroteca y una sala de estudio, un aula de informática, nuevas dependencias administrativas, aseos para minusválidos y dos ascensores con acceso a la planta alta del edificio social…

El Círculo en la actualidad

Siempre se ha asegurado que entre el Círculo de las Artes y la ciudad de Lugo existe una simbiosis reconocida y aceptada por todos, como lo demuestra el hecho de que, en la actualidad, más de cuatro mil familias lucenses mantienen un vínculo social con el Círculo. Son sus fines sociales, tal y como recogen sus Estatutos, la promoción y desarrollo de la cultura, las artes y el deporte en sus más amplios aspectos, posibilitando además una gran labor educativa.
En reconocimiento a esta importante labor, por acuerdo del Consejo de Ministros del 29 de agosto de 1980, el Círculo de las Artes es declarado de Utilidad Pública. Además de poseer un importante fondo de obras de arte, la Sociedad cuenta con una magnífica Biblioteca de más de diez mil volúmenes y una Hemeroteca en la que se pueden encontrar todas las revistas y periódicos importantes, nacionales y extranjeros, así como las publicaciones oficiales del Estado, la Comunidad Autónoma y la provincia. Desde el Instituto de Estudios del Círculo se imparten clases gratuitas de Pintura y Dibujo, Billar y Ajedrez para socios de todas las edades. El Círculo como Editorial lleva a cabo una importante labor de ayuda a los escritores lucenses, editando un total de 18 obras.
En 1998 tiene lugar la celebración del Centenario del edificio social, celebrándose múltiples y variados actos, algunos de ellos organizados por la propia Sociedad y otros muchos por distintas instituciones y organismos, que con su colaboración contribuyeron a realzar la conmemoración de dicha efemérides. La Jefatura Provincial del Organismo Autonómico de Correos y Telégrafos concedió al Círculo de las Artes, con motivo del Centenario de su edificio, la instalación en aquél de una oficina temporal de Correos, con su correspondiente matasellos, durante los días 19 y 20 de octubre de 1998, y el empleo de un rodillo especial desde el 24 de septiembre al 23 de octubre. Se realizó además la tirada de un sobre y sello conmemorativos.
Ese mismo año el Círculo tiene presencia en Internet con una página web, ya que una Sociedad de la importancia y relevancia del Círculo de las Artes no puede quedarse descolgada de este decisivo ámbito de comunicación. Para culminar un acuerdo adoptado en su día, en breve se procederá a la firma de un convenio con la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia por el que la citada Consellería se compromete a realizar las obras de rehabilitación de la fachada posterior del edificio social, lo cual va a permitir recuperar la antigua galería y sanear tanto la Muralla Romana como el propio edificio. En diciembre de 1998, el Círculo inicia una campaña de captación de socios a través de la cual alcanza la cifra más alta de socios de toda su historia, un total de 6.252. En el año 2005 se celebra el 150 Aniversario de la Fundación de la Sociedad con importantes actividades y conmemoraciones, entre las que caben destacar:

LVIII Campeonato del Mundo de Billar a Tres Bandas

Concierto de Noemí Mazoy

Concierto de Manu Tenorio

Homenaje a ex directivos

Exposición: “Los caprichos de Goya”

Exposición “Laxeiro, o manancial da vida”

Moneda acuñada en plata y Medalla y Edificio conmemorativos en cerámica de Sargadelos

Matasellos, Rodillo y Sobre conmemorativos

Con estas actividades, más las que a diario desarrolla nuestra Sociedad, el Círculo de las Artes busca afianzar los lazos que lo unen con la ciudad de Lugo y que lo han convertido en su máximo referente deportivo, social y cultural.